Pequeñas cosas…

imagesCAOWHWGD

Gastamos los días en la espera de realizar algo grandioso, y mientras pasa el tiempo, vamos pasando por alto las pequeñas cosas que van marcando nuestro destino; ya sea con acontecimientos hermosos, que llenan de luz el alma, así como aquellas que sólo ocurren para que acumulemos un determinado aprendizaje, en nuestro andar.

Enumerar esas pequeñas cosas que te agrandan la vida, sería algo interminable… Ya que un sin fin de pequeñeces, logran magnificar de forma casi permanente el sentir de alguien.

Un pequeño esfuerzo continuo en la búsqueda de la realización de algún proyecto, te puede llevar al éxito… Un pequeño gesto, puede alentar a alguien, elevar su animo y mejorar el ambiente… Un pequeño abrazo en el momento oportuno, le puede llegar a salvar la vida a una persona… De igual forma una pequeña palabra, puede devolverle la esperanza.

Entonces recordemos que el vehículo que nos conduce a la grandeza del espíritu, son las pequeñas cosas que van pasando en nuestras vidas, esperando a que algo grande suceda, mientras el tiempo pasa.

picture1_thumb[1]

Anuncios

Utópica realidad…

imagesCAXYRK4S

Esto ya se está tornando un tanto aditivo, pues con mi acostumbrada taza de café, pasé de visita por algunos blogs que tanto me gustan; Y es cuando me encuentro con mi querida colega en letras Yolejos y uno de sus maravillosos post titulado Utopía, no me contuve a escribir, y aquí les dejo nuestro “Poema a cuatro manos”, resultado de los comentarios de ambas.

Y llegué a sentirte tan real, que al amanecer en mi cuerpo aún estaba tu olor… Y en mi boca saboreaba la dulzura de tus besos… Aquellos mismos besos que dejaste abandonados en mis labios; desde aquel día, cuando decidiste mudarme la alegría.

Y fuiste tan real que aún tiemblo de espasmos alocados. Un reguero de sábanas y almohadas por el suelo delatan tu existencia. Y mi cuerpo transpira y huele a miel, y se eriza mi piel desnuda de ti y de tus besos.

Entonces invoco tu nombre y estallan mis ganas en la oscuridad… Se humedece mi sexto sentido. Te siento, aquí sigues estando… Entre el deseo y la nostalgia, que me embarga cada vez que despierto y no te encuentro.

Y tengo sed y hambre de tus besos. Y solo sueño con el día en que vengas a poblar mis noches desiertas.

Que llegues y te quedes en cada una de ellas… Y me devuelvas la dicha de ver otro amanecer, enredada entre tus piernas… Sintiéndote tan cerca, que se llegue a confundir el latido de tu corazón con el mío.

Y gritan mis entrañas: vuelve, huracán de pasiones, átame a tu cuerpo, bébeme con ansias, no dejes nada.

Destruye esta ansiedad… Ahoga el dolor de no tenerte… Arranca de raíz toda esta angustia y planta en mi huerto la flor de tu regreso.

Ven, quiero morir de amor entre tus brazos.

Porque mi amor por ti es muy corto, sólo dura una eternidad.

Que quiere decir SIEMPRE, ¿te acuerdas?

Fin.

Detrás del auricular…

imagesCA9T6LN7

Aún recuerdo las tantas noches cuando el sueño invadía mis ojos y mi mente se negaba a dormir…

Tomaba el teléfono, sabía que siempre la encontraría; tan dispuesta, tan entregada, y siempre con las palabras mas acertadas.

Normalmente el enojo adornaba las cosas que le decía… No me gustaba omitirle nada, esperando que de ésta forma me diera la razón y comprendiera mi rabia. Pero su actitud siempre era la misma… Suave, sincera y cristalina. A veces resultaba desesperante sentir tantas turbulencias y chocar contra un muro de calma.

Entonces encontraba el aliento que buscaba… La serenidad se apoderaba de mi, y finalmente llegaba a conciliar el sueño… Por lo menos durante dos horas corridas.

Tuvo que pasar lo que pasó para lograr en mi aquello que tanto me pedía. Entonces lo entendí todo.

Comprendí que decir lo siento no niega la existencia de la culpa… Y que perdonar no erradica el dolor… Pero hace mas llevadera la vida.

Realmente me cuesta creer que ya no estará de aquel lado del auricular… Y aunque pude agradecer tanta bondad, no deja de dolerme ese hasta luego.

Al fin lo hice, lo logré; Sé que desde donde está me mira sonriendo y se siente satisfecha.

MM