Retorno colateral…

cafe 40

Un día se marchó…

Se fue sin equipaje y se dejó arrastrar por el tiempo, así como hoja de otoño que lleva el viento.

Sabía que no había razones para quedarse, mucho menos para detenerse  en el camino…

Entonces la que dejó en su lugar, le reclamaba a lo lejos su inconcebible actitud… No podía asimilar lo que había encontrado, y entre los escombros trataba de reconstruir lo poco que había quedado.

Y fue entonces cuando al final de esa dura jornada, pudo continuar en paz; ya no había resentimientos… La había comprendido.

Le perdonó los años en los que la mantuvo cautiva cuando quería aire fresco, las tantas lágrimas cuando debió sonreír, callarse cuando necesitó hablar, el no cerrar puertas que no la llevaban a ninguna parte, dejarse en un último plano cuando merecía el primer lugar… Y amarse a sí misma, cuando todos fingían hacerlo.

La otra por su parte se fue tan lejos, que un día quiso regresar a enfrentar lo que había abandonado, y no supo cómo hacerlo porque el tiempo había borrado sus huellas.

A distancia y en silencio se contempla… Se mira al espejo buscando un rasgo de familiaridad y sólo ve sombras de aquella que fue.

Anuncios
Publicado en Voz del alma

Quisiera…

   

Quise lavar tu recuerdo, como si fuera un abrigo, me lo he puesto tantas veces, para cubrirme el vacío. Porque mi piel se esta ajando, me está cultiendo este frío, sigo sola y estoy flaca, sigo sola pero viva.

Quisiera, aún quisiera esconderte en el olvido, tan difícil es mi pena, delirio y mezcla de hastío. Quisiera, aún quisiera, pero es tan largo este encierro, olvidarte en el pasado por los siglos de los siglos, yo quisiera.                                                           

 A nosotros los mortales, no nos alcanza la vida, para amar en lo más alto y soportar la caída.

Comenzamos prometiendo, terminamos discutiendo, nos da miedo enamorarnos, le tememos a otro intento.  

Letras extraida cancion “Quisiera” Ricardo Montaner