Retorno colateral…

En un sorbo de Café

Un día se marchó…

Se fue sin equipaje y se dejó arrastrar por el tiempo, así como hoja de otoño que lleva el viento.

Sabía que no había razones para quedarse, mucho menos para detenerse  en el camino…

Entonces la que dejó en su lugar, le reclamaba a lo lejos su inconcebible actitud… No podía asimilar lo que había encontrado, y entre los escombros trataba de reconstruir lo poco que había quedado.

Y fue entonces cuando al final de esa dura jornada, pudo continuar en paz; ya no había resentimientos… La había comprendido.

Le perdonó los años en los que la mantuvo cautiva cuando quería aire fresco, las tantas lágrimas cuando debió sonreír, callarse cuando necesitó hablar, el no cerrar puertas que no la llevaban a ninguna parte, dejarse en un último plano cuando merecía el primer lugar… Y amarse a sí misma, cuando todos fingían hacerlo.

La otra por su parte se fue tan lejos, que un día quiso regresar a enfrentar lo que había abandonado, y no supo cómo hacerlo porque el tiempo había borrado sus huellas.

A distancia y en silencio se contempla… Se mira al espejo buscando un rasgo de familiaridad y sólo ve sombras de aquella que fue.

Anuncios

Letargo…

imagesCA741NU0

Y sólo por evitar tantas cosas… De un todo te atreves a ser nada… Por el simple hecho de no estorbar.

De muchas palabras, prefieres el silencio… Sabiendo que en éste, se encuentra todo aquello que quieres decir.

Borras el camino, vas mojando tus huellas… Para que nunca te sigan… Para que nadie te encuentre.

Y solamente para impedir algunas cosas… Optas por ceder el paso… Y así concedes la victoria. Sólo porque sabes que entre vencer o no; la diferencia que existe ya es muy poca.

Comienzas a eliminar las plegarias… No esperas nada. Mientras te preparas para recibir todo.

Y tan sólo por esas cosas, privas de visión a tus ojos… Por aquel amenazante aviso de que te quedarías sin luz.

Entonces te camuflas en las piedras… Por la pura voluntad de no sentir.

El desencuentro…

imagesCAB27HC2

Esta es una entrada especial que hago al unirme a mercedesmolinero,  Alterfines, Marga y Brujilla; en la creación de un relato en tan sólo 50 palabras. Aquí les va el mío.

Me desperté, salí a buscarte. Caminé por las angostas calles de aquella que fue nuestra historia. Corrí tras tus huellas, sin saber a dónde habías ido; Y sentí tu olor esparcido en cada esquina. Todo tenía tu sabor. Cansada de andar me detuve. Sólo pude alcanzar el recuerdo de ti.