En dos tazas de café…

imagesCAD9YHSN

Al fin llegó, se acomodó inmediatamente en el lugar que aparté para ella… No la veía desde nuestro último encuentro, justamente aquí, en este Café.

Pero en esta ocasión la noté distinta… Un brillo en sus ojos iluminaba su mirada… Y un intenso carmín adornaba sus labios, que sonrientes mostraban una inmensa alegría.

Confieso que me sentí algo confusa, no era la misma persona que vi en esta mesa, hace ya unos meses atrás… Me preguntaba por dentro, si es que en verdad era ella… Y me alegraba contestarme viendo que era real.

Tomamos café y hablamos un largo rato… Aún no me había dicho la razón de su felicidad… Yo como siempre respetando su espacio, no pregunté nada y la traté de la manera más natural.

Me interrumpió por un momento y alzando su taza, aún con café, me dijo: Toma la tuya y vamos a brindar… Sonreí, y en voz baja le dije: Qué estás haciendo?. Me dijo: Sólo brindo, no lo ves?. Dije: Si. Pero aún no sé por qué?.

Dijo: Quiero brindar por éste día, por estas dos tazas de café… Brindar solamente porque el sol, ha vencido al amanecer… Quiero brindar porque al fin he perdonado… Porque la sonrisa a mis labios ha vuelto otra vez… Brindar por las lecciones aprendidas del pasado… Brindar porque vivo, porque existo y porque en cada día siento que vuelvo a nacer.

Alcé la mia también, y la acompañé… Un brindis, nueva vida y dos tazas de café.

Utópica realidad…

imagesCAXYRK4S

Esto ya se está tornando un tanto aditivo, pues con mi acostumbrada taza de café, pasé de visita por algunos blogs que tanto me gustan; Y es cuando me encuentro con mi querida colega en letras Yolejos y uno de sus maravillosos post titulado Utopía, no me contuve a escribir, y aquí les dejo nuestro “Poema a cuatro manos”, resultado de los comentarios de ambas.

Y llegué a sentirte tan real, que al amanecer en mi cuerpo aún estaba tu olor… Y en mi boca saboreaba la dulzura de tus besos… Aquellos mismos besos que dejaste abandonados en mis labios; desde aquel día, cuando decidiste mudarme la alegría.

Y fuiste tan real que aún tiemblo de espasmos alocados. Un reguero de sábanas y almohadas por el suelo delatan tu existencia. Y mi cuerpo transpira y huele a miel, y se eriza mi piel desnuda de ti y de tus besos.

Entonces invoco tu nombre y estallan mis ganas en la oscuridad… Se humedece mi sexto sentido. Te siento, aquí sigues estando… Entre el deseo y la nostalgia, que me embarga cada vez que despierto y no te encuentro.

Y tengo sed y hambre de tus besos. Y solo sueño con el día en que vengas a poblar mis noches desiertas.

Que llegues y te quedes en cada una de ellas… Y me devuelvas la dicha de ver otro amanecer, enredada entre tus piernas… Sintiéndote tan cerca, que se llegue a confundir el latido de tu corazón con el mío.

Y gritan mis entrañas: vuelve, huracán de pasiones, átame a tu cuerpo, bébeme con ansias, no dejes nada.

Destruye esta ansiedad… Ahoga el dolor de no tenerte… Arranca de raíz toda esta angustia y planta en mi huerto la flor de tu regreso.

Ven, quiero morir de amor entre tus brazos.

Porque mi amor por ti es muy corto, sólo dura una eternidad.

Que quiere decir SIEMPRE, ¿te acuerdas?

Fin.

Dos enamorados…

imagesCAOMP170

Te tomo en mi café de las mañanas… Y te idealizo en esta mesa, mientras desligo al presente de todo esto.

Aún no alcanzo a probar el primer sorbo, cuando ya el humo comienza a hablarme de ti.

Te imagino tal y como eras en el último invierno… Cuando todo el calor que necesitaba, lo encontraba entre tus brazos… Entonces era fácil contemplar la lluvia junto a ti.

Y vuelvo a verte correr por el verde pasto… Salpicando de alegría todo a tu alrededor… Ahí, luces tan feliz.

Sonrío… Me complazco con otro sorbo y te dedico esa canción que está sonando en la radio.

Se termina mi café y recuerdo lo que fuimos… Tú y yo… Tan sólo eso que fuimos, dos enamorados, pero del amor.

#7… Un premio.

7cosas.jpg

Vale la pena mencionar lo gratificante que es saber que existen personas que realmente aprecian y valoran lo que se hace por esta vía. Y me refiero con ello a un correo que recibí por parte de airijames, en donde hace mención de mi blog, como uno de sus preferidos; razón por la cual se me premia.

Según las instrucciones del premio, debo decir 7 cosas sobre mi (mmm que difícil).

Gracias airinjames.  Debes saber que me gusta mucho tu blog, y la forma tan natural que usas para comunicarnos las cosas mas personales de tu vida.

Francamente, tal y como digo en mi biografía, no me gusta describirme. Pero como toda regla tiene su excepción, hago a un lado esa parte y comparto con ustedes algunos datos.

  1. Me fascina escribir… Leer (Dirán ustedes, qué sorpresa!!!!)
  2. Nada como una taza de café a primera hora del día. (Que novedad que me guste el café eh!)
  3. Para aclarar algunas dudas; quien escribe “En un sorbo de Café”, o sea, yo, es mujer.
  4. Admiro a la gente sincera (aunque sean tan escasas).
  5. Entiendo que la vida, a pesar de sus altas y bajas… Aun sigue siendo bella. No fácil.
  6. Valoro a los buenos amigos… Esos que lloran y ríen junto a ti. Y siempre dicen: PRESENTE.
  7. Lo que mas me gusta de WordPress, es haberme permitido compartir todo esto, con gente que he llegado a admirar de todo corazón, por el gran don que tienen, de poder transmitir tantas cosas a través de la escritura.

Bueno, es cuanto. Ya había dicho que no me gusta hablar de mi.

Bien. Otra cosa que debo hacer es nominar a 7 personas (Blogs). Créanme, que me hubiese gustado mucho obviar esta parte, porque sigo a muchos blogs, y cada uno tiene su encanto y estilo. Pero bueno, no voy a hacer una agua fiestas, y seguiré con la cadena.

Estoy en apuros. Lo admito.

Ya. No daré mas vueltas.

  1. Agniezka: Agradezco el haberme incitado a dejar a un lado mis libretas, y darme el animo para compartir en la web, las tantas cosas que escribo. Me gusta la sensualidad sutil de este blog. Delicado.
  2. Brujjillas Blog: Aunque ya se lo he mencionado en algunos comentarios; para mi su blog, es un lagar de sonrisas, en donde siempre me hundo en busca de una chispita. Me inspira.
  3. YoLejos: Recién me he encontrado con este blog, y aunque dice que se ha identificado con mis escritos; entiendo que debe saber que son sus escritos los que me han dejado fascinada a mi, por todo el sentimiento que impregna en ellos. Profundo.
  4. RubenGarcía: Desde que di con este blog, hago reverencia a cada una de las palabras que componen los escritos de este señor que admiro tanto. Honrada me siento por tenerlo como seguidor. Total calidad.
  5. Josep: Me gusta la calidad de las imágenes, la forma delicada de cada post, y la increíble intensidad de cada una de las palabras. Excelente trabajo. Me encanta.
  6. Latidos del Verano: Lo diré en una sola palabra, para mi este blog simplemente es: Refrescante.
  7. mercedesmolinero: Me pasa que cuando leo algún relato de los que encuentro en este blog, simplemente viajo hasta el lugar de los hechos. Impresionante.

Me apena que sólo pidan 7, pues sigo a muchos, y de verdad es me asombra la diversidad de estilos que encuentro en cada uno. Todos son merecedores de ser mencionados, seguidos y admirados.

Silencio, lágrimas y un café…

untitled

Salimos con prisa de la vieja estación de tren… La lluvia nos perseguía como si de algún modo intentara alcanzarnos.
Cruzamos la calle y nos acomodamos en la mesita redonda, que se encontraba en la esquina de aquel antiguo Café.

Empapadas completamente ordenamos nuestras acostumbradas tazas de café… Mientras esperabamos, ella rompió a llorar, sin importar que su maquillaje se corriera en frente de todos.

No quise preguntar, porque sinceramente sería redundar… las razones no me eran desconocidas… Ambas sabiamos que en ese momento, el silencio era lo mejor.

Llegó el café; y entre sorbos mirábamos la lluvia caer…

Quebré el silencio al decirle que todo estaría bien… Ella me miró fijamente y respondió con un “lo sé”.

No dije una silaba mas, y me limité a mirarla llorar mientras se enfriaba su café…

En medio de sollozos, y con palabras entre cortadas me dijo: Sé que sabes lo mal que me siento, sé que conoces cómo duele una herida; pero es difícil que sepas exactamente lo que pasa conmigo por dentro… En realidad nadie lo sabe; y muchas veces hasta yo misma lo ignoro.

Asentí con mi cabeza, y no agregué nada mas… Dejé que fuese su boca la que hablara, pues sabía que mi papel era escuchar, los gritos de un alma que no puede mas… Junto a ella lloré yo también.

El amor y el Café… No se cuelan solo.

Generalmente muchos de nosotros pensamos que el amor es algo simple; Amar es fácil… Que sólo necesitamos de alguien a quien amar, y sobre todo que nos ame.

Nos pasamos la vida pregonando que el amor llega cuando menos esperas, dando por sentado que el hecho de que llegue o no el amor, es responsabilidad del mundo, de la vida, de las demás personas, en fin del sistema en que vivimos.  

Leí un artículo recientemente en donde explica de forma detallada, como las personas se preparan con tanto empeño para algunos proyectos que desean ver materializados en sus vidas… Por ejemplo: Cuando alguien aspira a ser el mejor pianista, entonces se preocupa por estudiar y practicar las notas, sinfonías y acordes, siendo cada vez mas aplicado… Cuando desea un mejor puesto en su área laboral, se esfuerza por aprender cosas nuevas, por incrementar sus estudios y reforzar sus experiencias… Entonces…? Por qué no nos preparamos de igual forma para el amor…?

Tener la idea de que para lograr un amor pleno, sólo necesitas a alguien por el cual sentir amor, y que de este mismo modo ese alguien te corresponda; Es creer que puedes ser el mejor pianista, sin antes haber trabajado para que así fuese… Es como pensar que tocarás maravillosamente, siempre y cuando tengas entres tus dedos el mejor piano del mundo…

Debemos tener presente que el amor, más que un sentimiento es cuestión de actitud interior…

Desde pequeños nos acostumbramos a esperar las cosas por las que realmente debemos luchar… Esperamos la tranquilidad, la felicidad, la paz, y el nombrado amor… Es increíble ver como nos vamos quedando rezagados en el descubrimiento de tales emociones… Solo porque desde nuestra óptica las mismas son metas y no trayectos…

Hay que tener presente que el amor como una buena taza de café colado, no se hace sola… Y si queremos compartirla, y a la vez recibir el mismo gesto por parte de los demás, entonces debemos trabajar duramente en cultivar los mejores granos de café que llevemos dentro…

Si no te embelleces por dentro y no te preocupas por hacer que en tu espíritu exista la mejor siembra de café… Entonces no esperes buena cosecha… 

Aprendamos a no juzgar nuestro exterior y con ello el mundo que existe fuera de nosotros…

Saquemos de nosotros las más exquisitas semillas y colemos el mejor café… Solo así lograremos encontrar y mantener, quien comparta una taza con nosotros; Haciendo que de esta forma cada momento se convierta, en la más estupenda velada de nuestras vidas…

Dejar atrás… Olvidar.

Olvidar, es algo que resulta tan fácil, solamente cuando se dice… Pues del dicho al hecho, son muchos los trechos que se van formando entre lo que es, lo que será y lo que fue…

Nunca podré olvidar! Son muchas las veces que decimos o escuchamos esta afirmación tan tajante, segura, e irreversible…

Resulta bastante penoso, saber que hay personas que llevan dentro de sí, este desgastante lema pegado indeleblemente en su alma. (Nunca podré olvidar). Pero es más triste aun, saber que en ocasiones esa persona, puede ser uno mismo…

Científicamente se ha comprobado que la parte consciente de nuestra memoria, siempre busca traer consigo los recuerdos más gratos que guardamos en nuestras mentes, echando a un posible olvido, aquellos que no lo son. Aunque resulte bastante difícil borrar algunas cosas que han marcado nuestras vidas, nos toca a nosotros mismos tener la suficiente voluntad para saber dejar a un lado dicho recuerdo, y arrancar de raíz sentimientos como; la autocompasión, el rencor, la ira contenida, y algunos posibles traumas que vamos arrastrando conforme pasa el tiempo…

Está dentro de cada uno educar a nuestra voluntad, ya que es la única que puede dominar a la memoria… Dicha educación consiste en saber emplear la forma en que queremos recordar.

Una buena técnica para comenzar a dejar algo atrás, es desviar de nuestras mentes imágenes que puedan despertar un posible recuerdo…  Leer un buen libro, un cambio de ambiente, la distancia y actividades productivas que aporten cosas positivas a nuestro diario vivir, son unas cuantas de las muchas cosas que podemos hacer para comenzar el tan ajetreado proceso del olvido…

Alguien me dijo una vez algo más o menos así: No se puede disfrutar de la actualidad, si la preocupación por lo que fue o lo que será, habita incesantemente en nuestra memoria…

Entonces con esta profunda frase que dejo a continuación, doy respuesta a tantas inquietudes que confieso haber tenido, y que seguramente muchos de ustedes comparten conmigo…

“Aquel que no tenga el coraje y la voluntad para perder de vista la costa… Nunca llegará al océano…”