Publicado en Voz del alma

Entre tinta y un papel…

imagesCAHK83LY

Iba saliendo con cierta prisa… Apenas cerré la puerta noté que debajo de mis pies había un sobre blanco.

Lo tomé y vi que el remitente tenía el nombre de ella. Vaya sorpresa para mi, pues desde que se crearon los correos electrónicos, ya nadie escribe cartas con tinta en un papel…

Busqué las llaves dentro de mi bolso, pero mi curiosidad era tanta, que desistí, y preferí caminar hacia el parquecito más cercano; Sentada, bajo la sombra de aquel frondoso árbol, abrí el sobre y comencé a leer.

Amiga…

Sé que ha pasado tiempo desde aquel último encuentro… Pido disculpas por no devolver tus llamadas, y por no responder tus mensajes. Sé que la última vez que hablamos te dejé un poco desconcertada; Admito que luego de eso, las cosas no marcharon como había esperado. Por eso me aislé, por eso no quise hablar, ni ver a nadie. No es excusa, pero así lo sentí, y espero que me entiendas.

Sé que te dará gusto saber que ya me siento mejor… Y no lo digo por este momento; ya que es algo que he ido experimentando durante muchos días consecutivos. Las cosas han cambiado mucho por aquí… Te informo que ya no vivo por aquel lugar; cambié de residencia hace poco… Corté mi pelo… También le alteré el color… Tengo un nuevo empleo… Pinto mis uñas todos los días, de un color diferente… Sigo escuchando música al mismo volumen escandaloso de siempre… No me quedo encerrada los fines de semanas… Paso horas viendo películas… Y ya no lloro.

Todo esto no significa que he olvidado… Es simplemente que he aprendido a recordar sin dolor. Este tiempo a solas en donde me sentía perdida, me ha servido para encontrarme conmigo misma. Y he vuelto a descubrir tras ese manto de tristeza, a la mujer radiante y feliz que siempre he sido.

Todo esto se lo debo primero a Dios, porque me ayudó a mantener la fe… A mi familia, porque siempre he sentido su apoyo… Al tiempo, porque sabiamente ha sabido darme las respuestas que necesitaba… Y sobre todo a ti; porque incondicionalmente siempre has estado ahí.

Sólo puedo decir… Gracias.

Te quiere,

Tu amiga.

Al concluir estas líneas, sonreí… Y al mismo tiempo sentí una lágrima resbalando por mis mejillas…Pero ésta era sólo de satisfacción, por el deber cumplido… Porque al fin mis oraciones fueron escuchadas, y ella finalmente había encontrado paz.

No me contuve, y como toda mujer, quería escuchar los detalles… Tomé el teléfono, marqué su número; ella contestó emocionada y hablando de todo nos dieron las diez.

Anuncios
Publicado en Voz del alma

Silencio, lágrimas y un café…

untitled

Salimos con prisa de la vieja estación de tren… La lluvia nos perseguía como si de algún modo intentara alcanzarnos.
Cruzamos la calle y nos acomodamos en la mesita redonda, que se encontraba en la esquina de aquel antiguo Café.

Empapadas completamente ordenamos nuestras acostumbradas tazas de café… Mientras esperabamos, ella rompió a llorar, sin importar que su maquillaje se corriera en frente de todos.

No quise preguntar, porque sinceramente sería redundar… las razones no me eran desconocidas… Ambas sabiamos que en ese momento, el silencio era lo mejor.

Llegó el café; y entre sorbos mirábamos la lluvia caer…

Quebré el silencio al decirle que todo estaría bien… Ella me miró fijamente y respondió con un “lo sé”.

No dije una silaba mas, y me limité a mirarla llorar mientras se enfriaba su café…

En medio de sollozos, y con palabras entre cortadas me dijo: Sé que sabes lo mal que me siento, sé que conoces cómo duele una herida; pero es difícil que sepas exactamente lo que pasa conmigo por dentro… En realidad nadie lo sabe; y muchas veces hasta yo misma lo ignoro.

Asentí con mi cabeza, y no agregué nada mas… Dejé que fuese su boca la que hablara, pues sabía que mi papel era escuchar, los gritos de un alma que no puede mas… Junto a ella lloré yo también.

Publicado en Inspiraciones

Amiga… A distancia de un café.

Dicen que la distancia es el olvido…. tarala tarala la la la… Así dice una cancion… Compruebo que No.

Hace tanto que nos separamos físicamente, y la vida nos fue llevando a distintos lugares; Circustancias del camino nos hicieron transitar por senderos tan diferentes, pero a su vez, tan parecidos…

Los tropiezos y las caídas, nos fueron acercando nuevamente, y el día que menos pensamos, ahí estabamos, compartiendo una taza de café, y a su vez, compartiendo también tantas historias, antiguas, recientes y otras casi olvidadas…

El tiempo parece no haber pasado dentro de nosotras… Y entendemos que el verdadero sentimiento aun existe, que esta latente y que nunca se fué…

Hoy entre alegrias, planes, penas y glorias, estamos cerca… Para llorar, para reir, para compartir la tan pesada carga que representa la vida, y para saber que aún contamos con el poder que tenemos cuando sabemos que una existe para la otra….

S.A.

Publicado en Inspiraciones

Amigas… Y sin pensarlo.

Y un día llegaste a mi vida… Y no exactamente a la mía; Mas, te fuiste adentrando poco a poco en todo lo que me rodeaba…

Y es que sin pensarlo, y mucho menos provocarlo, te quedaste en mí, aun sabiendo que te ibas para siempre de otra parte…

El tiempo fue dándole un matiz diferente a lo que fuimos, y pasamos de una etapa a otra…

Hoy puedo decir, que eres lo que nunca pensé que serías… Mi amiga.

Agradezco que a pesar de todo aun estés aquí; que seas parte de mi mundo me hace feliz… Saber que cuento contigo me llena de orgullo…

Estas aquí siempre, con una palabra de aliento, con algo para hacerme sonreír…  Y es que a veces sin hablarte, sabes  comprender mi silencio… Y no necesitamos intercambiar palabras.

Eres la de las bromas, la incondicional, esa que dice presente, esa que llora en mis penas, la que celebra mis glorias, quien nunca se ausenta, aun en mi soledad…

Somos quizás como la noche y el día, tan distintas, tan desigual… Y es eso mismo tal vez lo que llena a una de la otra…

Gracias por permanecer, aun cuando mis temores te quieran alejar… Gracias por escuchar, por estar, por existir… Y por sobre todas las cosas, hacerme siempre saber que estas ahí para mí…

C.H.

Publicado en Inspiraciones

La que siempre está…

Y es que siempre has estado…

No importa la distancia, el tiempo transcurrido, ni las cosas que puedan pasar… Nuestra amistad es como el buen vino que al añejarse llega a su más exquisito sabor…

Desde hace mucho te conozco y tengo la suerte de tenerte en mi vida… Hablar contigo es remontarme a esa etapa de la vida, cuando nuestras preocupaciones eran entonces, cual sería el tema más difícil del examen en el colegio…

A veces me transporto a esos años cuando juntas soñábamos y dibujábamos en nuestras mentes cómo sería la vida que queríamos…  Teníamos bien definido que carrera estudiaríamos, cual era el hombre ideal para casarnos, e incluso cuales serian los nombres de nuestros hijos… Qué tiempos aquellos!!!

Hoy nos encontramos con nuestro presente, y hemos visto materializarse muchos de nuestros sueños, otros en cambio no.  Llegar hasta aquí no ha sido fácil, y nos ha costado muchas sonrisas y muchas lágrimas; pero ambas sabemos que todo lo que hemos vivido, realmente ha valido la pena…

Agradezco que seas mujer, que seas el ser humano maravilloso que eres, y sobre todo, que seas incondicionalmente y a prueba de todo, mi amiga de siempre. Te quiero.

E.S.