Publicado en Sorbos & Escritos...

Establecer prioridades…

imagesCA4AIKM8

Y la vida… Con sus altas, bajas, alegrías, tristezas, victorias y fracasos… Sigue adelante, y nunca se detiene; sin embargo hay momentos que nos obligan a hacer una pequeña pausa en la misma, sólo para que podamos poner en orden algunas cosas que no marchan conforme a lo que realmente queremos.

Contínuamente solemos llamar lecciones a todos los momentos “malos” de los cuales hemos sacado algún aprendizaje en nuestras vidas. Y a la medida en que vamos enfrentando estos tipos de situaciones, descubrimos cuales son las verdaderas prioridades de la existencia misma.

Y decir prioridad, es sólo un término en donde se resumen las cosas importantes o que representan algún tipo de urgencia en nuestro vivir. Por tanto es muy saludable llegar a conocer cuales son las cosas que verdaderamente merecen ser incluidas en este renglón.

Generalmente cuando nos toca nombrar las prioridades de nuestras vidas, comenzamos por colocar los nombres de aquellos que significan algo especial para nosotros; luego continuamos con los sueños, proyectos, y un sin número de cosas materiales. Es frustrante tener que atravesar por momentos desafortunados, para entender que las personas no siempre se quedan, que los sueños se quiebran, y que lo material no llena. Luego compruebas que empezaste mal, y que la palabra “Yo´”, es la que debe encabezar tu lista de prioridades.

Cuando logras vivir de acuerdo a tus prioridades, notas que hay muchas cosas innecesarias que consumen tu valioso tiempo; las eliminas, y en tu nueva hoja en blanco comienzas a plasmar lo que de verdad vale la pena. Aprendes a ser firme y dices NO, sólo para decir Si a lo realmente importante. Entonces vas descubriendo el secreto de la felicidad.

             picture1_thumb[1]

Anuncios
Publicado en Realidades

En dos tazas de café…

imagesCAD9YHSN

Al fin llegó, se acomodó inmediatamente en el lugar que aparté para ella… No la veía desde nuestro último encuentro, justamente aquí, en este Café.

Pero en esta ocasión la noté distinta… Un brillo en sus ojos iluminaba su mirada… Y un intenso carmín adornaba sus labios, que sonrientes mostraban una inmensa alegría.

Confieso que me sentí algo confusa, no era la misma persona que vi en esta mesa, hace ya unos meses atrás… Me preguntaba por dentro, si es que en verdad era ella… Y me alegraba contestarme viendo que era real.

Tomamos café y hablamos un largo rato… Aún no me había dicho la razón de su felicidad… Yo como siempre respetando su espacio, no pregunté nada y la traté de la manera más natural.

Me interrumpió por un momento y alzando su taza, aún con café, me dijo: Toma la tuya y vamos a brindar… Sonreí, y en voz baja le dije: Qué estás haciendo?. Me dijo: Sólo brindo, no lo ves?. Dije: Si. Pero aún no sé por qué?.

Dijo: Quiero brindar por éste día, por estas dos tazas de café… Brindar solamente porque el sol, ha vencido al amanecer… Quiero brindar porque al fin he perdonado… Porque la sonrisa a mis labios ha vuelto otra vez… Brindar por las lecciones aprendidas del pasado… Brindar porque vivo, porque existo y porque en cada día siento que vuelvo a nacer.

Alcé la mia también, y la acompañé… Un brindis, nueva vida y dos tazas de café.

Publicado en Poemas a cuatro manos

Utópica realidad…

imagesCAXYRK4S

Esto ya se está tornando un tanto aditivo, pues con mi acostumbrada taza de café, pasé de visita por algunos blogs que tanto me gustan; Y es cuando me encuentro con mi querida colega en letras Yolejos y uno de sus maravillosos post titulado Utopía, no me contuve a escribir, y aquí les dejo nuestro “Poema a cuatro manos”, resultado de los comentarios de ambas.

Y llegué a sentirte tan real, que al amanecer en mi cuerpo aún estaba tu olor… Y en mi boca saboreaba la dulzura de tus besos… Aquellos mismos besos que dejaste abandonados en mis labios; desde aquel día, cuando decidiste mudarme la alegría.

Y fuiste tan real que aún tiemblo de espasmos alocados. Un reguero de sábanas y almohadas por el suelo delatan tu existencia. Y mi cuerpo transpira y huele a miel, y se eriza mi piel desnuda de ti y de tus besos.

Entonces invoco tu nombre y estallan mis ganas en la oscuridad… Se humedece mi sexto sentido. Te siento, aquí sigues estando… Entre el deseo y la nostalgia, que me embarga cada vez que despierto y no te encuentro.

Y tengo sed y hambre de tus besos. Y solo sueño con el día en que vengas a poblar mis noches desiertas.

Que llegues y te quedes en cada una de ellas… Y me devuelvas la dicha de ver otro amanecer, enredada entre tus piernas… Sintiéndote tan cerca, que se llegue a confundir el latido de tu corazón con el mío.

Y gritan mis entrañas: vuelve, huracán de pasiones, átame a tu cuerpo, bébeme con ansias, no dejes nada.

Destruye esta ansiedad… Ahoga el dolor de no tenerte… Arranca de raíz toda esta angustia y planta en mi huerto la flor de tu regreso.

Ven, quiero morir de amor entre tus brazos.

Porque mi amor por ti es muy corto, sólo dura una eternidad.

Que quiere decir SIEMPRE, ¿te acuerdas?

Fin.

Publicado en Versos en un sorbo

Dos enamorados…

imagesCAOMP170

Te tomo en mi café de las mañanas… Y te idealizo en esta mesa, mientras desligo al presente de todo esto.

Aún no alcanzo a probar el primer sorbo, cuando ya el humo comienza a hablarme de ti.

Te imagino tal y como eras en el último invierno… Cuando todo el calor que necesitaba, lo encontraba entre tus brazos… Entonces era fácil contemplar la lluvia junto a ti.

Y vuelvo a verte correr por el verde pasto… Salpicando de alegría todo a tu alrededor… Ahí, luces tan feliz.

Sonrío… Me complazco con otro sorbo y te dedico esa canción que está sonando en la radio.

Se termina mi café y recuerdo lo que fuimos… Tú y yo… Tan sólo eso que fuimos, dos enamorados, pero del amor.